martes, 18 de febrero de 2014

Entre el cielo y la tierra, el chal Segovia


Hacia mucho que tenía ganas de hacerme un chal grueso y calentito, y estas navidades por fin encontré el momento. El frío y unos días descansando en el pueblo fueron suficiente para terminar el chal en unos días (que con un bebé recién nacido y tooooda la tropa en casa tampoco me daba para más).
Un patrón muy sencillo y una combinación de colores que unen el cielo azul y la tierra mojada. De ahí viene el nombre del chal, de los cielos de  Segovia y los campos en invierno. 



Para hacer la transición de colores use tres hebras combinadas así: 
3 hebras azules
2 hebras azules y 1 marrón
1 hebra azul y 2 marrones
3 hebras marrones

El chal se inicia a tejer por el centro siguiendo el patrón de la base de un grannie triangular. 
Tejí hasta obtener 185 cm de longitud y para rematar dos trenzas en los extremos  de 30 cm cada una. 



Os aseguro que el chal es muy calentito, y lo suficientemente grande como para usarlo para envolver al bebé o para taparme la cabeza y el cuello en los días de más frío. 
Comparto el patrón por si alguien se anima a hacerlo. Y feliz invierno!


4 comentarios:

Belen de Baúl Desastre dijo...

Precioso Clara!
Me apunto la idea para el próximo año, ahora sólo espero terminar el del #lanathon.
Comparto la entrada en el Facebook de Baúl Desastre.
Bss

AnitaPatataFrita dijo...

Que bonito!

Carmen dijo...

Hola, me guardo el esquema, el chal me gusta mucho como te ha quedado, gracias por compartir.
Un saludo

IRINA dijo...

Me encanta Clara!!! te quedó fantástico, ya me habían gustado los colores en instagram, gracias por el patrón, a mi los degradados me vuelven loca! :-)
www.queliodehilo.wordpress.com