miércoles, 22 de julio de 2009

Salmorejo a lo chulo


Como lo prometido es deuda, allá que va la receta de tomates.
Rico salmorejo de tomates caseros (léase el post de mas abajo). Yo lo hago al estilo cordobés, pero en esta ocasión se me olvidó el huevo duro, con lo que lo dejamos como "salmorejo chulo".

Ingredientes: 
tomates (para tres personas, unos 750 gramos de tomates) 
un diente de ajo (a mi me gusta suave, pero si no tenéis miedo a los besos de después, se le puede echar dos)
pan duro (si tenéis prisa y el pan no termina de ponerse duro, con pan de molde queda muy bien también)
agua
sal
aceite (la receta purista dice que el salmorejo no lleva vinagre, pero yo se lo echo, un poquito)
una loncha de jamón serrano (si está un poco duro, mejor)





Preparación:


Lo primero que hay que hacer es poner el pan duro a remojar con un poco de agua.

Se lavan los tomates y se trocean. Si tienen la piel muy dura, se pelan.

Se parten los ajos por la mitad y se les quita el brote de dentro. Esto se hace para que el ajo no repita y tengamos una buena digestión.





A continuación se meten los tomates troceados en la batidora, se echan los ajos, se le añade sal, vinagre y aceite.


Se escurre el pan apretándolo entre las manos y se añade a la batidora. La consistencia espesa del salmorejo, en comparación con la del gazpacho, se debe a que no contiene apenas agua (solo el zumo que le proporcionan los tomates). Yo suelo guardar un poco de pan sin echar, por si sale la mezcla demasiado líquida,  añadirle un poco mas tarde. Si sale demasiado espesa, se le puede echar un poco de agua, pero con cuidado de no hacer una sopa!!


A continuación se bate todo hasta que la consistencia sea de un puré mas bien espeso. Se prueba, y así se ve si necesita mas sal o mas aceite.

Una vez terminado, se mete en la nevera hasta que sea la hora de servir. A continuación se prepara la guarnición. Se trocea el jamón en tiras y se guarda para ponerlo mas tarde sobre el salmorejo. A mi además, me gusta echarle huevo duro ( al estilo cordobés) , pero casi al terminar de preparar la receta me acordé y ya era demasiado tarde.


Presentación:
Para servirlo, se pone en cuencos individuales y se le echa el jamón por encima. Yo lo decoré con albahaca de mi cosecha. Se sirve acompañado con pan o colines de pan duro. Es un plato para pringar, pero también se puede tomar como una crema, así que poned cuchara para el que quiera.
Y con esta rica receta os dejo, que esta vez si que me largo de vacaciones. Me conectaré para postear algo, pero no prometo nada. Buen verano a todos y a descansar. Besos

3 comentarios:

Paqui dijo...

Que buena pinta, mi padre que es el experto cordobés en salmorejo, no humedece el pan con agua para evitar que salgo líquido, él que es un hombre con gran paciencia, tritura un poco el tomate, pica el pan con la mano y deja que el pan absorba el jugo del tomate. Yo nunca hago salmorejo, me lo trae mi padre.

Brujita dijo...

Mmm me encanta el salmorejo y éste tiene muy buena pinta ;)

Danae dijo...

mmmm...se lee sabroso y se ve mas rico aun...mmmm...hambre, Besosd