lunes, 14 de abril de 2014

¡¡GRACIAS!!


Como es de bien nacida ser agradecida, por todas las felicitaciones recibidas por mi cumpleaños, 
este es mi agradecimiento de pan. Porque un día sin pan es un día perdido!


Ingredientes: hojaldre, huevo batido, horno y muuuuucho amor.



















viernes, 11 de abril de 2014

Conejito de Pascua


Un sencillo trabajo de origami para hacer con niños en las vacaciones de Pascua. Puedes usar papeles de colores y de distintos tamaños para obtener una manada de conejos muy divertida. Colócalos cerca de los huevos de chocolate para que los custodien y nadie te quite tus dulces!









martes, 8 de abril de 2014

Puré de Bicho, de Vampiro y de Marciano



Todo el mundo sabe que dar de comer bien a tus hijos es el mejor legado que les puedes dar, a parte de la educación claro. Pero también sabemos que educarles en una buena alimentación es muuuuuy complicado si ellos no ponen de su parte. Cuando fui madre la primera vez, lo que mas me costó no fue alimentar a mi hija de una manera sana, lo que mas me costó fue reeducar a su padre para que la relación con la comida fuera mas fluida y natural. Porque si tu no comes bien, los niños no comen bien, aprenden lo que ven y os aseguro que ven mas de lo que nos creemos.
Que luego coman bien, y de todo, ya es otro cantar. Aquí es donde interviene el sentido común y el ingenio de cada uno.
Con el segundo niños he aprendido que los horarios son importantes, pero también que la flexibilidad y los gustos de cada pequeño son cosas a tener en cuenta. Igual que tu no siempre tienes el mismo hambre, te gustan unas cosas mas que otras y a veces tienes ganas de "güarrear" con la comida, los niños no van a ser menos. A ellos les gustaría güarrear siempre, si pudieran elegir, pero es otra historia.
Así que aquí estamos, reeducándonos una segunda vez, relajando la tensión del plato de sopa enfriándose en la mesa mientras ellos intentan tocarse con el pie la sien o enseñándole matemáticas a su peluche. Relajando con la dictadura del "hay que comer de todo" y relajando con "a las 5 se merienda si o si". Relajando pero no olvidando la buena mesa.

Y unos de los trucos que nunca me ha fallado es echarle humor a la comida, ademas de cosas ricas.

El plato estrella de toda mesa en casa de niños es el puré. Y tras los primeros 3 años de un niño te aseguro que ya has probado todas las combinaciones posibles de vegetales para hacerles mas llevadero el dichoso puré.

Yo tengo tres clásicos en el cajon de las recetas que nunca fallan. El puré de Vampiro, el puré de Marciano y el puré de Bicho. No os asustéis, todos son de vegetales, pero cambiar un poco la receta poniéndole nombres divertido a veces es lo mejor para relajar esa tensión del plato solitario en la mesa.

Las recetas originales son solo de vegetales, así que son aptas para veganos, pero siempre se puede enriquecer con un poquito de nata o queso rayado por encima para hacer las delicias de mayores o de niños con paladar exigente.

Y aquí las recetas...




Puré de Marciano:
espinacas frescas (media bolsa de hojas de espinaca, preferiblemente frescas)
brócoli fresco (un ramillete no muy grande)
agua
sal (poca si es para niños y ninguna si es para bebés)
aceite de oliva crudo
[un quesito, queso rayado o nata líquida opcional]

Lavamos bien las verduras y las colocamos en una olla grande, el brócoli se debe trocear un poco para que se cueza rápido y así se conserven mejor los minerales (que es lo que mas se pierde en la evaporación por cocción). Le echamos agua sin cubrirlo del todo y lo cocemos a fuego media o en la olla spress (yo uso la olla rápida, pero podéis hacerlo al chup chup, en olla de vapor o en un robot.
Cuando ya esta cocido el brócoli (la espinaca se cuece mas rápido), dejamos enfriar un poco antes de batirlo.
En este momento le añadimos un chorrito de aceite crudo que además de aportar ácidos grasos ayuda a emulsionar el puré dándole una textura mas suave a agradable para paladares sensibles (el clásico "este puré tiene pelos")

Si le vamos a echar un quesito o nata, este también ese el momento. Batimos bien y listo! añádele sal si quieres, pero no te pases mucho!

Este pure tiene un intenso color verde que puede dar reparo, se ahí lo de llamarle de marciano, para suavizar el impacto ;)

...



Puré de Bicho:
una batata grande (BATATA, no patata!!!)
tres zanahorias

agua
sal (poca si es para niños y ninguna si es para bebés)
aceite de oliva crudo
[un quesito, queso rayado o nata líquida opcional]

Este puré nos lo inventamos un día viendo El Rey León, en la canción de Timón y Pumba en la que cuentan las bondades de comer insectos y su "viscoso pero sabroso". el color del puré es de un intenso naranja, como el de calabaza, pero la batata le aporta una dulzura inesperada y las mismas propiedades que la pata (en algunas culturas la llaman papata dulce).
Para hacer el puré, troceamos las verduras y las ponemos a hervir como en la receta anterior. Como este puré es tan agradable al paladar casi no necesita añadirle nada, pero podemos seguir el procedimiento anterior de aceite o quesito.

...



Puré de Vampiro:
una batata grande (BATATA, no patata!!!)
tres zanahorias
ana remolacha (yo recomiendo usar las que vienen ya cocidas y peladas)
agua
sal (poca si es para niños y ninguna si es para bebés)
aceite de oliva crudo
[un quesito, queso rayado o nata líquida opcional]

La realización de este puré es igual que el de bicho, solo que al final de la cocción se le echa la remolacha. Esta le otorga el color granate tan intenso y un sabor un poco mas intenso. ademas este piré tiene algo muy divertido y es que mancha la lengua mucho, con lo que podéis hacer el rato de la comida mas divertido y simular que habéis mordido a alguien.
  

Y hasta aquí las recetas de hoy. Feliz cocina y feliz comida!








miércoles, 2 de abril de 2014

12 cosas sobre mi son una confesión, 13 un sincericidio



La mayoría de la gente hace balance al final del año, en navidad. O al final de su vida, el el lecho de muerte (ya empiezo con mis exageraciones....). Pero yo, como buena rara que soy, hago balance al acercarse mi cumpleaños, porque por mucho que insista el Corte Inglés, el año empieza el día después de cada cumpleaños.
Y este año mi balance tiene 13 pequeñas confesiones que son un sincericidio.

Empezamos:
1. No soy supersticiosa, aunque el 2013 fue mi annus horribilis... será por el 13?...

2. Odio (pero odiar de sacar el demonio que hay en mi, aunque procuro domarlo) que me interroguen nada mas levantarme, ¡dame un respirito y un té antes, y te lo confieso todo!

3. No me gustan los vagos, creo que es la manera mas ruin de mentir y de mala educación.

4. Cuando nacieron mis hijos, los dos, disfruté mas que sufrí, odié y amé tan intensamente en tan poco tiempo que me rio yo de las drogas ilegales.

5. A veces escucho a Alejandro Sanz, que es un poco moñas, pero en el fondo es un poeta incomprendido.

6. Me encanta cocinar y si es para mucha gente mejor, pero no me pongas a fregar que me da un tabardillo in situ.

7. No se montar en bici, bueno si se, pero no lo hago bien y me estampo a la primera que me despisto. Creo que este punto me impide ser una moderna de verdad....

8. Creo que la colleja terapéutica debería estar homologada, todo lo demás es maltrato físico y esta penado por la ley.

9. La vida me ha enseñado que hay gente tan mala que lo es hasta de espíritu y que tienes que alejarte de esas personas, aunque sea difícil. Yo no me he alejado lo suficientemente rápido de alguna de esa gente y la maldad es contagiosa, y cuesta mucho curarse de ese cáncer. Así que confieso que no soy pura de espíritu, aunque estamos trabajando en ello.

10. Tengo insomnio desde los 15 años, pero insomnio del bueno. Desde que soy madre, llego tan cansada a la noche que creo que me estoy curando, pero no lo voy a decir muy alto...

11. Estoy enamorada la mayor parte del tiempo, pero el amor es como la felicidad, es un estado, no un permanente. Así que también hay momentos en los que no lo estoy.

12. No me gusta dibujar delante de la gente. Es un trauma que tengo desde que gané un premio de arte muy importante a los 18 y no me trajo mas que disgustos. En eso también estoy trabajando...

13. Me encanta cumplir años, los colecciono como muescas en el revolver de John Waine. Monto cumpleaños como si fueran bodas gitanas en varias modalidades, no me importa si no me regalan nada o no me gusta lo que me regalan. Para mi es mejor estar con mi gente que mil ovillos de baby alpaca (bueno, quien dice mil dice  dos mil. Que yo os quiero pero una alpaca es una alpaca!!!!)
 Y hasta aquí el repaso de este ultimo año. Os dejo que tengo que preparara un cumpleaños.


sábado, 22 de marzo de 2014

Tejer con los dedos





Tejer con los dedos es la forma mas sencilla y barata de tejer. Por esa razón es el mejor método para introducir a los niños en el noble arte de entramar. Para hacerlo solo se necesita un ovillo de lana bien gruesa, o en nuestro caso, un ovillo de cinta Big Ribbon de lanas Katia y las manos.
La tecnica consiste en convertir cada dedo de la mano (solo usamos 4, ya que el pulgar se nos queda muy alejado de la labor) en una aguja. El resultado es una bufanda estrecha y todo lo larga que queramos y a la que le podemos dar el uso mas diverso.
He preparado un video para enseñar como se teje, pero como creo que se me ha ido de las manos la velocidad, os invito a darle a la pausa para que no se os enteréis mejor de cada paso.




En casas con niños, esta manera de tejer es un buen método para mantenerlos ocupados y que aprendan a confeccionarse collares, cinturones o guirnaldas para decorar. Probadlo y luego me contáis como os ha ido. Yo de momento luzco un nuevo collar ;)

 






miércoles, 12 de marzo de 2014

Cosas divertidas y craft para regalar a un padre


Se acerca el Día del Padre y he seleccionado 6 posibles regalos para hacerle al papi. Si os aplicáis un poco llegáis a tiempo para el 19 de marzo, y si no ya para el año que viene!


Un kit de bigotes de fieltro para que prueben como les puede quedar 
un buen mostacho antes de dejárselo definitivamente.


Una pajarita de ganchillo, el complemento elegante imprescindible.


Para los mas marineros, una pulsera de anclas que nos recuerda al verano.


Unos mitones calentitos para lo que queda de frío.


Y para que no se nos pongan afónicos cuando van a trabajar, 
una bufanda sencilla y de lana gruesa.


Y si tu padre es un cocinillas, personaliza un delantal 
con punto de cruz.


viernes, 7 de marzo de 2014

Bee in the City by Bugaboo para Madresfera



Hoy me estreno en la web de Madresfera con mi versión del carrito Bugaboo Bee. Con lo que me gusta a mi vivir en una ciudad, y llevarme a los niños a todas partes, sorteando obras, baches y demás accidentes geográficos... Pero también para recorrer las calles en cualquier época del año, buscando parques para jugar, visitando museos y yendo de comparas.
He elegido el modelo amarillo por lo alegre y brillante, para darle un poco de color a las calles, y el negro por ser mi color fetiche. Espero que os guste!
#quieroserembajador #atodocolor


jueves, 6 de marzo de 2014

Año 1


Hace un año todo cambió. El mundo se agitó muy fuerte para mi y ha tardado un año en recolocarse. No todo está en su sitio, pero ¿quién puede decir que tiene todo colocadito y reluciente en su vida?.
Cuando todo pasó no pensaba que mi vida necesitara muchos cambios, de hecho ya estábamos en proceso de una gran proyecto que era tener nuestro segundo hijo. Pero el azar es así. Me tocó estar en el sitio equivocado en el peor momento. Así que el empezar de nuevo fue casi obligatorio.
Podría quedarme eternamente lamentando el "y si ..." pero prefiero quedarme con el "gracias a que...".
Esa tarde yo venía de hacer algo que adoro, que es ayudar a los demás. Ayudar a mis chicas de Lana Connection a cargar bolsas de lana para el taller de la Fundación Aladina, ayudar a una señora a abrir la puerta del hospital Niño Jesús de Madrid para que pasara el carrito de su bebé, ayudar a una compañera del trabajo a resolver un problema por teléfono y ayudar a mi estómago a combatir las nauseas con una manzana. Y si no hubiera estado haciendo todo eso, habría estado en mi casita leyendo o tejiendo. Y entonces no habría estado montada en un taxi que fue arrollado por un autobús en pleno centro de Madrid y embarazada de 4 meses.
(...)
Pero gracias a todo eso aprendía  parar, a escuchar a mi cuerpo dolerse, a disfrutar de mi barriga que ese día empezó a moverse y ya nunca dejó de hacerlo (bueno, ahora se mueve fuera de mi en forma de bebé rollizo y sonriente) y aprendía a pedir ayuda. Y entonces empecé a ver las cosas de otro color, de mas colores en realidad.

(...) Entre medias de estos dos últimos párrafos hay un paréntesis lleno de médicos, abogados y teléfonos sonando, pero eso es otra parte de la historia muuuuy aburrida que la vamos a pasar rápido.

Y aquí estamos, yo y mis colores un año después. Un poco mas ocupada, mas sonriente y mas despeinada, pero estoy!

Feliz cumpleaños para mi.

domingo, 23 de febrero de 2014

Quiche de brócoli y jamón serrano


Es domingo, y alejados de la idea de reposar en este entrenamiento marine que es tener familia-trabajo-ocio, es día de cocinar. En casa se cocina el fin de semana para tener comida rica toda la semana, así que es tiempo de purés, pollo asado, bizcochos y demás recetas que aguantan bien en la nevera. Si tenéis niños en casa o, como en mi caso un conpañero que no le entusiasma mucho la verdura, esta receta es una manera muy sabrosa de hacer el brócoli. Puedes hacer una bandeja grande y guardarla en la nevera varios días, comerlo como plato único o poner trozos más pequeños como acompañamiento para otros platos. A nosotros nos gusta mucho como aperitivo frío poniéndole un poquito de mayonesa encima.
La receta es muy rápida y sencilla, y no requiere mucha destreza en la cocina. Es opcional usar hojaldre o masa quebrada tan típica de las quiches tradicionales. En ocasiones las hacemos sin masa para que sean más ligeras. 
Para hacerla es importante que los ingredientes sean frescos, pero si no tenéis brócoli fresco el congelado también vale. 



Ingredientes: 
Masa de hojaldre o masa quebrada ya horneada en la bandeja o recipiente donde vamos a hacer la quiche.
100 gr. de queso rayado.
150 gr. de jamón Serrano cortado en dados. Preferiblemente que no esté muy curado ya que el jamón sale muy salado cuando se cocina y podría echar a perder la quiche.
300 gr. de brócoli fresco o congelado. 
400 gr. de leche. 
100 gr. de nata par cocinar.
40 gr. de harina o maicena.
40 gr. de margarina o aceite de oliva suave.
4 huevos.
Un pellizco de sal (si os gusta más sabrosa la comida, si prefería más suave, evitamos la sal que ya se la aporta el jamón) y pimienta molida.



Receta:
Una vez horneada la masa hasta que se queda dorada, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar hasta que la mezcla este lista para verterla. El molde para una quiché debe tener entre 4 y 6 cm de alto para que la masa se haga bien y quede jugosa. 
Ponemos a cocer en una cazuelita con agua hasta que los cubra el brócoli troceado descartando los tallos más duros (que se pueden guardar para hacer puré, nunca tirarlos que tienen mucha fibra)
Cuando este cocido, se escurre y te tritura un poco aplastandolo con un tenedor. 
Mientras, troceamos el jamón en daditos pequeños para que no dificulten mucho la masticación de los más pequeños. 
En un cazo más grande ponemos la leche, la nata, la harina diluida previamente con el aceite (este truco es muy bueno para evitar grumos cuando hacemos bechamel o salsas que necesitan harina para espesar) la sal y la pimienta. Lo ponemos a cocer a fuego lento removiendo todo el rato hasta que está a punto de hervir. Se retira del fuego y se deja reposar un poco para evitar que los huevos se cuajen al incorporarlos después. Se incorporar los huevos batidos previamente, el jamón y el brócoli. Se mezcla todo con suavidad y se vierte sobre la masa ya horneada que teníamos reservada. 
Le espolvoreamos el queso rayado por encima y lo metemos al horno precalentado a 180º unos 20 minutos (el tiempo varía según el molde, si es muy alto necesitara un par de minutos más, si es muy bajito con 15 minutos estará hecho de sobra. 
Recordad que es un pastel que crece un poco en el horneado, y luego suele bajar cuando se enfría. 
Y como ya os dije antes, se puede servir caliente como plato único, tibio con salsa de tomate por encima o frío con mayonesa. 
Espero que os guste la receta y que la disfruten vuestros peques (y no han peques ;) 
Feliz Domingo!

lunes, 17 de febrero de 2014

Entre el cielo y la tierra, el chal Segovia


Hacia mucho que tenía ganas de hacerme un chal grueso y calentito, y estas navidades por fin encontré el momento. El frío y unos días descansando en el pueblo fueron suficiente para terminar el chal en unos días (que con un bebé recién nacido y tooooda la tropa en casa tampoco me daba para más).
Un patrón muy sencillo y una combinación de colores que unen el cielo azul y la tierra mojada. De ahí viene el nombre del chal, de los cielos de  Segovia y los campos en invierno. 


Para hacer la transición de colores use tres hebras combinadas así: 
3 hebras azules
2 hebras azules y 1 marrón
1 hebra azul y 2 marrones
3 hebras marrones

El chal se inicia a tejer por el centro siguiendo el patrón de la base de un grannie triangular. 
Tejí hasta obtener 185 cm de longitud y para rematar dos trenzas en los extremos  de 30 cm cada una. 



Os aseguro que el chal es muy calentito, y lo suficientemente grande como para usarlo para envolver al bebé o para taparme la cabeza y el cuello en los días de más frío. 
Comparto el patrón por si alguien se anima a hacerlo. Y feliz invierno!


miércoles, 22 de enero de 2014

El craft de la semana

Últimamente no subo muchas cosas hechas a mano porque ando metida en un nuevo proyecto craft para este año. Y mientras ando con mis colaboraciones en Lana Conncetion y alguna que otra publicación. Os dejo un resumen de lo que si puedo enseñar. 


Ya de vuelta en casa después de varios meses fuera, la exposición de los Insta Embroidery descansa esperando a los de este año. Planeando cuales serán los elegidos para la segunda tanda y buscando un rinconcito para exponerlos en Madrid. Los bordados inspirados en mis fotos de Instagram merecen un gran post, así que espero encontrar un rato para recopilar y contárlo todo.


Visitando rincones de Madrid con tanta solera que en sus pasillos parece que el tiempo no pasa. Esta vez fue en el almacén de telas de Antoñita Jimenez. Uno de los más antiguos de la ciudad, con una cantidad a ingente de rollos de tela, estampados, plásticos y tejidos de toda clase. Un lugar que hay que visitar al menos una vez en la vida. 
Calle de Antoñita Jiménez nº 11
28019 Madrid


Recuperar antiguas aficiones relacionadas con el craft es un placer. Con el telar que me compré en el Tiger hace un par de meses he vuelto a repasar lo aprendido y así poder enseñar a mi hija a usarlo. Ya estamos enganchadas las dos de nuevo. 


Y para terminar, un poco más de bordado, esta vez con lana sobre fieltro para hacer unas flores de invierno. Este bordado va a embellecer un regalo muy especial para una amiga no tan invisible. 
Y hasta aquí puedo leer y enseñar, en breve muchas más novedades!


domingo, 12 de enero de 2014

Cocinamos


 Este es el resumen culinario de los últimos meses. Algunos de los platos están cocinados por mi o alguien de mi familia, otros son comprados y degustados en casa. La vida últimamente no nos da muchas ocasiones de salir a comer fuera, así que nos traemos el restaurante a casa. Si alguien está interesado en algún de las recetas, escribidme. Buen provecho!


Crema de batata y manzana. Cocinada en casa y totalmente vegana.


Delicias turcas de chocolate y pistacho, 
compradas en el mercado navideño del invernadora de Atocha, Madrid.


Calçots comprados en Barcelona 
y cocinados al horno en Madrid.


Galletas de chocolate horneadas con la receta de 
"Muerte por Chocolate" de SugarTremens


El primer roscón de la temporada comprado en el barrio.


Tartaletas de hojaldre rellenas de jamón, queso y tomate, y amor!


Sopa de cebolla receta de mi madre, 
hecha al horno de leña, en Segovia.


Tarta de cumpleaños para mi hija, chocolate, 
fresa, bizcocho y icing.


Espagueti de cacao con parmesano de chocolate blanco. 
Un experimento culinario con agar-agar, mano a mano 
con mi hija. Tiembla Master Chef!